Adaptabilidad virtual ecuatoriana

Adaptabilidad virtual ecuatoriana

La emergencia sanitaria nacional movilizó actividades al espacio virtual e impulsó a las instituciones facilitadoras del conocimiento a aprovechar mejor la tecnología. Educadores trasladaron su cátedra a aulas virtuales; compañías activaron oficinas en línea; y los eventos culturales comenzaron a transmitirse por internet. Con un efectivo traspaso de eventos masivos del campo físico al virtual, dichas instituciones han logrado adaptarse a la era digital. Un gran ejemplo de éxito fue la sexta edición de la Feria Internacional del Libro de Guayaquil (FILGYE), celebrada en septiembre mediante una plataforma 3D.

Nova-Seguros-Blog-Adaptabilidad-1

Qué dicen los expositores

Se calcula que alrededor de veinte mil personas se conectaron a la FILGYE; es decir, la mitad de la asistencia usual, ya que el modelo virtual, aunque permite un mayor alcance, también limita la interacción con el público. Si bien los clientes de Librería Española lamentaron una falta de agilidad en la plataforma, Kevin Wright cree que es una percepción. Quienes asisten a la feria son nativos digitales con gustos lectores variados, de modo que la figura del librero virtual se perfila como un gran atractivo a futuro.

Trasladar la feria del espacio físico al plano virtual implicó alteraciones logísticas de gran escala, que impactaron en la exhibición y en la atención al cliente. Thierry Sebastián, Subgerente General de Librería Española, comenta que fue un reto cumplir con los requisitos técnicos. Kevin Wright, Asesor Cultural en Mr. Books, afirma que la inversión aminoró en gran medida, pues bastó con tener un sitio web funcional donde constara un catálogo completo, lo que a su vez permitió captar nueva clientela. Los complejos montajes de años anteriores fueron reemplazados por una elaborada logística de entrega de libros.

Qué dicen los asistentes

La novedad de la FILGYE fue la cualidad de tercera dimensión en los escenarios y usuarios digitales (avatares) disponibles para el público, lo que les dio la sensación de estar presentes en la feria. Aunque para las librerías la feria es una gran oportunidad comercial, para sus clientes es más bien un acontecimiento cultural; a la mayoría le interesa interactuar con los escritores. Es por esta razón que, a pesar de que la posibilidad de asistir sin movilizarse atrajo a más personas, su presencia fue intermitente.

Nova-Seguros-Blog-Adaptabilidad-2

Aprendizajes

Al tratarse de un primer intento de feria virtual en 3D, la FILGYE superó las expectativas. Kevin Wright explica que la feria de Guayaquil siempre ha sido innovadora dado que cuenta con el apoyo de la alcaldía, que la financia y organiza. Thierry Sebastián, por su parte, opina que la feria habría tenido mayor acogida en los primeros meses de la cuarentena, antes de que el público general se viera cansado ante la exposición permanente a la pantalla.

Siempre existirá el lector que prefiera acercarse a una feria en la que pueda revisar, topar y oler cada libro personalmente, pero cada vez crece el número de clientes que adquiere libros por internet. Por eso Kevin Wright asevera que esto es nada más una diversificación de cómo se consume el libro. Thierry Sebastián piensa que la modalidad 3D funciona como complemento a la feria física, no como reemplazo. Lo más seguro es que a futuro veamos una FIL en formato híbrido, para satisfacer las necesidades y gustos variables del lector moderno.

 Los seguros de Salud cuidan de usted y de su familia

Los seguros de Salud cuidan de…

 Wellness y confinamiento

Wellness y confinamiento